viernes, 18 de noviembre de 2011

Tarta de mousse de chocolate y mandarina

Ingredientes


Base
1/2 paquete de galletas maría
2 cucharadas de mantequilla


Mousse de mandarina
2 claras de huevo
6 cucharadas de azúcar
el zúmo de 3 mandarinas
3 láminas de gelatina neutra


Mousse de chocolate
125 grs. de chocolate cobertura (fondant)
1 cucharada de mantequilla
1 yema de huevo
250 ml. de nata para montar
un chorrito de brandy
5 láminas de gelatina neutra


Presentación
Cacao en polvo
Chocolate cobertura


Preparación


Machacar las galletas con un rodillo hasta hacerlas polvo. Calentar la mantequilla y añadirla al polvo de galleta hasta mezclar bien y que quede una especie de masa de galleta.
Cubrir el fondo de un molde desmontable con el preparado y prensar bien.




Exprimir el zumo de las mandarinas. En un bol, montar las claras a punto de nieve y añadirles el azúcar.
Hidratar en agua fría la gelatina y una vez bien blandas, calentar el zumo de las mandarinas y disolver completamente la gelatina.
Añadir el zumo a las claras batidas y mezclar con movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado.


Verter sobre la base de galleta y meter al frigorífico hasta que el mousse esté consistente.






Por otro lado, derretir al baño maría el chololate con la mantequilla. Una vez líquido, añadir un chorrito de brandy y la yema de huevo y mezclar bien.
Hidratar en agua fría las láminas de gelatina y una vez blandas, disolver en la mezcla caliente de chocolate.
Montar la nata y añadir la mezcla del chocolate mezclando bien hasta que esté integrado.
Echar la mezcla sobre la mousse de mandarina ya endurecida y guardar en el frigorífico.






Presentación
Espolvorear sobre la tarta el cacao en polvo.
Derretir el chocolate en una bolsa resistente al microondas (en el Mercadona se pueden adquirir) a 700W mirando cada 15 o 30 segundos hasta que esté completamente líquido.
Cortar la punta de la bolsa y sobre un papel de horno hacer el adorno de chocolate que más nos guste. Se puede pintar un nombre, por ejemplo. Esperar a que solidifique en el frigorífico y decorar la tarta con él.