miércoles, 24 de diciembre de 2014

Palak paneer



Ingredientes:

250 grs de espinacas frescas
200 grs de queso fresco o paneer
2 cucharadas de ghee (puede sustituirse por aceite de oliva)
1 cms de jengibre fresco
1 cebolla pequeña
4 dientes de ajo
1 chili verde
1/2 cucharadita de chili molido
1/2 cucharadita de garam masala
1/2 cucharadita de cúrcuma
1/2 cucharadita de semillas de comino
1 hoja de laurel
2 cucharadas de nata
1 tomate maduro picado
sal


La comida india sigue siguiendo algo desconocida en este país, aunque realmente es deliciosa y tiene un sinfín de variedades de recetas y ricos postres.
Es mi preferida, sin ninguna duda, y dentro de su amplia gama de recetas (la mayoría vegetarianas), los curries y los paneer son mis preferidos.

Hoy os enseño uno de los paneers (paneer quiere decir queso fresco) que más extendido está por toda la india, el palak paneer que son trozos de queso fresco en un curry de espinacas.

Le va muy bien el roti, naan o parathas (variedades de pan)


Preparación

Poner agua con sal a hervir y una vez que esté hirviendo, meter las espinacas bien lavadas y tapar durante 2 o 3 minutos.



Pasado este tiempo, sacarlas y meterlas en una cazuela con agua helada (puedes poner cubitos). Esto es para que las espinacas no pierdan el verdor.

Escurrir bien las espinacas y ponerlas en la picadora o batidora de vaso junto con el jengibre, 2 dientes de ajo y un chili verde.

Batir bien hasta que se haga un puré. No es necesario añadir agua. Apartar.



Ahora haremos el curry.

En una sartén calentar 2 cucharadas de ghee con cuidado de que no se ponga oscuro. Añadir las semillas de comino y saltear hasta que comiencen a chisporrotear.



Añadir la hoja de laurel, la cebolla picada muy fina y saltear hasta que la cebolla esté dorada.



Una vez dorada la cebolla, añadir los dientes de ajo restantes picados bien finos y remover bien hasta que el ajo deje de echar ese olor tan fuerte que tiene (no hace falta que se dore).

Añadimos el tomate.



Remover mientras se cocina hasta que el tomate esté bien blando. La grasa irá saliendo hacia los lados de la mezcla. Entonces añadimos la cúrcuma, el chili rojo y una pizca de asafoetida (si no tienes, no pasa nada). Mezclar bien y añadir el puré de espinacas que teníamos reservado.



Mezcla bien y añade 1/2 taza de agua. Deja que hierva a fuego medio-lento durante 6 o 7 minutos.





Sazona con sal, añade el garam masala y la nata. Por último los cubitos de queso fresco y déjalo otro minuto más cociendo a fuego lento.






Sírvelo con naan, roti, chapati o parathas.